Domingo, 23 de octubre de 2016

LO QUE EL MÉDICO YERRA, LO TAPA LA TIERRA.

 “Eso había sido casi un año atrás y el médico no les hizo caso, ni se molestó en reconocer a Rita ni preguntó nada, a la primera ojeada dijo que era un cólico nefrítico, le dio buscapina y se desentendió. Y así perdieron dos meses, ocho semanas enteras, un tiempo crucial para vencer el cáncer".

(Rosa Montero, “Instrucciones para salvar el mundo” )

No son infrecuentes los errores médicos. Y más en un servicio como Urgencias. Hoy mismo, domingo 23 de Octubre de 2016, mi hermana Paqui ingresa en el hospital “Santa Lucía” de Cartagena para ser intervenida mañana.  Una colonoscopia realizada para retirarle un pólipo, le ocasionó una perforación intestinal sin que el equipo médico lo advirtiera. Pero la mala praxis no terminó aquí. Cuando días después acude al servicio de Urgencias aquejada de fuertes dolores le administran un calmante, le dicen que es un problema de gases y la mandan para casa. El resultado fue peritonitis.

Pero aunque no están exentos de responsabilidad, no estoy culpando personalmente a las personas que le atendieron. Creo que la primera responsabilidad es de los políticos, que asumieron unas competencias en sanidad sin disponer de unas vías de financiación adecuadas. Y así está la asistencia sanitaria en el área de Cartagena. Se construyó un hospital nuevo al cerrar el Hospital Naval, pero…. como no había presupuesto para contratar personal no se les ocurrió otra cosa que dejar el hospital del Rosell prácticamente vacío. Cerrados sus servicios, cerrados  sus quirófanos, cerradas las plantas de hospitalización…. Solo un guarda de seguridad en la puerta porque oficialmente no está cerrado.

En resumen, abrieron un hospital pero cerraron dos. Y claro, es imposible. Largas listas de espera, y agotadoras jornadas en el servicio de urgencias hacen que el personal sanitario olvide el viejo principio médico de “Primun non nocere” y los errores se multipliquen. Recuperar el hospital del Rosell operativo al 100% es un objetivo irrenunciable de la ciudadanía cartagenera y de toda el área de salud. Y si no tienen dinero que lo pinten. O devuelvan las competencias sanitarias a Madrid.


Publicado por corremundos @ 14:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios