Martes, 03 de junio de 2014

¡Atención, correo!, gritaba el cabo cuartel y de inmediato se hacia el silencio en la Compañía. Eran tiempos en que la comunicación personal se limitaba, en la práctica a la correspondencia epistolar. Y la carta de la madre o de la novia eran el mejor bálsamo para la soledad del soldado, en destinos alejados a su lugar de origen. 

Antes de la escritura el hombre podía comunicarse con señales acústicas haciendo sonar cuernos o caracolas, o con señales de humo, o..... Hace unos 5.000 años, los sumerios que habitaban Mesopotamia se iniciaron en la escritura. Y fueron los chinos quienes inventaron el papel y establecieron un sistema de correo bastante avanzado. Con posterioridad el papel fue conocido en Occidente, y en época del Renacimiento se desarrollan correos y mensajerías que se pondrían al servicio de la nobleza y el poder. El Servicio de Correos a nivel popular no llegaría hasta el siglo XIX, viéndose favorecido con el desarrollo del ferrocarril. Y desde entonces estaremos de acuerdo en concluir que las cartas eran la forma en que se comunicaban las ideas, los sentimientos, las noticias....... que podían tardar días, semanas e incluso meses en llegar a su destinatario, pero que siempre encerraban entre sus letras todo un universo de vida. 

¿Recuerdan las cartas de amor?.  Eran guardadas cuidadosamente durante toda la vida, como testimonio fiel de un sentimiento auténtico e irrenunciable. Claro que a veces este testimonio se volvía contra ellos.... recordemos a Abelardo y Eloisa cuya relación fue descubierta por las misivas que se intercambiaban. Abelardo fue castrado y Eloísa ingresó en un convento. 

Pero primero el desarrollo del teléfono y actualmente las nuevas tecnologías han acabado con las cartas. Ya ningún poeta podrá escribir como Miguel Hernández, “Cartas,relaciones,cartas/ tarjetas postales,sueños/ fragmentos de la ternura/ proyectados en el cielo/ lanzados de sangre a sangre/ y de deseo a deseo” 

Y es que ahora en vez de cartas, recibimos “emoticones”.


Publicado por corremundos @ 12:03
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Te envío un emoticón escrito, ya que una carta sería algo para pensar,

no sea que me suceda lo que a la mujer que mencionaste y algo me pueda pasar.

jajaja.

Muchas gracias por tus "me gusta".

Saludos.

Publicado por User 4638565
Domingo, 28 de septiembre de 2014 | 20:47