S?bado, 18 de agosto de 2012

El pasado mes de Febrero, tres jóvenes miembros de la banda punk rusa Pussy Riot, irrumpieron en la catedral de Cristo Salvador de Moscú, para cantar una “oración” de protesta contra el presidente Vladimir Putin. 

Ahora, un tribunal moscovita las ha considerado culpables de “vandalismo basado en odio religioso” y condenadas a dos años de prisión. Pero con independencia de que acto en la Catedral , pueda resultar inadecuado para los creyentes, está claro que no hay relación entre delito y sentencia. Así se ha entendido de forma casi unánime en Occidente y así lo han entendido las organizaciones internacionales de derechos humanos. 

Recuerdo que aquí en España, a poco de morir Franco, el presidente del Gobierno Arias Navarro, anunció un proceso de apertura, con el objetivo de establecer una democracia “a la española”. Fue un hazmerreír, porque la democracia no tiene adjetivos.

Ahora en Rusia, Putin, que desarrolló buena parte de su carrera política en la desaparecida Unión Soviética recorriendo los siniestros pasillos del KGB, ha terminado por demostrar cuales son sus auténticas convicciones democráticas. 

Llegó al poder tras la errática gestión de Boris Yeltsin (buen amigo del vodka) y al principio su política de persecución contra una parte de la nueva oligarquía surgida de la corrupción del imperio soviético resultó muy popular. Pero su peculiar idea del orden le ha llevado al acoso de periodista y medios de comunicación no afines. Las críticas a Putin son consideradas como críticas a Rusia. A pesar de ser una “federación” se impone una idea centralista. De hecho, nombra a dedo a determinados gobernadores y alcaldes. Toda una “tecnología política”, que pasa incluso por la publicación de falsas encuestas y el pucherazo en las votaciones. 

Pero el caso de las Pussy Riot ha sido un mal negocio para Putin, porque le ha puesto en el escaparate internacional. Ya todo el mundo sabe que Rusia es una democracia .... “a la rusa”


Publicado por corremundos @ 13:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios