Lunes, 06 de diciembre de 2010

Recuerdo como si fuera ayer aquel 6 de Diciembre de 1978. Me traslad? en tren desde Madrid a Cartagena, para poder votar y por supuesto aprovech? para estar unos pocos d?as con mi familia.

Aquel d?a el pueblo espa?ol sancionaba definitivamente la nueva norma fundamental. La ilusi?n colectiva se adue?? de Espa?a al votar una Constituci?n que nos permitir?a pasar p?gina a una historia de enfrentamientos, desencuentros, violencias, guerras civiles, dictaduras, despotismos y cacicadas. Una constituci?n que devolv?a la soberan?a a los ciudadanos y alumbraba un r?gimen de libertades, donde cab?an todos. Una Constituci?n que garantizaba los derechos individuales y los territoriales.

Era, sin embargo una ?poca donde la clase pol?tica la integraban personas cualificadas tanto acad?mica como profesionalmente. Personas doctas en Derecho, Econom?a, Administraciones P?blicas, Relaciones internacionales.... Personas que acud?an a la pol?tica con la clara intenci?n de aportar su saber al desarrollo de la naci?n.

Esta Constituci?n y aquella clase pol?tica nos permiti? dejar atr?s nuestro negro pasado e iniciar un desarrollo jur?dico y econ?mico ilusionante que nos llevar?a a la plena integraci?n en la Europa comunitaria, con cuantiosos beneficios para todos.

Sin embargo al cumplirse 32 a?os de aquella fecha, algo nos est? fallando. Y no es aquel texto, que podr?a ser revisado en art?culos puntuales, pero que en lo esencial sigue siendo, en mi opini?n, tan v?lido como entonces. Pero al culminar la primera d?cada del siglo XXI, los problemas parecen acumularse.

En el terreno laboral, la cifra de parados ronda los cinco millones de trabajadores. Y quienes tienen empleo, en muchos casos se encuentran en situaci?n precaria con condiciones al margen de la normativa laboral. La negociaci?n colectiva lleva tiempo rota.

En el territorial se ha roto la cohesi?n interauton?mica con artificiosos enfrentamientos como ?la guerra del agua? o planteamientos econ?micos discriminatorios con determinadas Comunidades.

La libertad parece degenerar en intransigencia y falta de respeto. Culturalmente vivimos una ?poca en que la TV fomenta programas basura, las tertulias se llenan de sectarios y vocingleros incapaces de aportar argumentos s?lidos. En los foros de internet solo opinan fan?ticos y analfabetos que juegan a insultarse cuanto m?s gravemente mejor.

La crisis nos sorprende con una sobrecarga administrativa, formada por 8.000 ayuntamientos y 17 Comunidades aut?nomas con sus 17 gobiernos, consejeros, subsecretarios, directores generales, delegaciones, organismos aut?nomos.....

La clase pol?tica se nutre de trepas ignorantes y mediocres incapaces de aportar soluciones y solo pendientes de fotos y encuestas. La corrupci?n galopa a sus anchas. El gobierno lo conforman aut?nticos ineptos que despu?s de seis a?os sin hacer otra cosa que leyes de color de rosa, ahora obligado por los gobiernos europeos intenta desarrollar pol?ticas de ajuste y no se le ocurre otra cosa que abaratar los despidos o quitar la prestaci?n a los parados de larga duraci?n.

Las colas en los comedores de C?ritas empiezan a ser kilom?tricas.

Ante este panorama, pocos ser?n los ciudadanos que hoy, 6 de Diciembre de 2010, tengan ilusi?n por celebrar el D?a de la Constituci?n. Y veremos a ver su actitud ante pr?ximas elecciones, municipales, auton?micas o legislativas.

Hemos de regenerar la ilusi?n colectiva, pero para ello habr? de regenerarse toda la clase pol?tica. O esto estallar? por alguna parte.


Publicado por corremundos @ 21:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios