S?bado, 02 de octubre de 2010

Entre los alicientes de llegarme hasta Ferrol, est? el hecho de que mi padre tuvo es esta ciudad su primer destino militar, por lo que pasear por sus calles no es otra cosa que pisar sobre las huellas que ?l dej? hace m?s de ochenta a?os.

Una vieja leyenda nos habla de un santo bret?n, Ferreol, quien lleg? en un barco a tierras, entre un coro de siete sirenas. Entre las notas de una arm?nica amans? los lobos, espant? un drag?n, subi? al Santuario de Chamorro y profetiz? que alli nacer?a la Ciudad de las Luces, llena de artistas y gentes de navegaci?n.?

No anduvo muy descaminado este legendario personaje. Ferrol es una ciudad inequ?vocamente unida al mar. Su origen lo encontramos en un poblado medieval de pescadores, pero sus caracter?sticas geogr?ficas, al estar ubicado a orillas de una r?a de estrecha bocana, que le convierten en un puerto natural, signific? que finalmente se reconociera su valor estrat?gico. De esta forma ya en el siglo XVI se construye en la misma boca de la r?a el Castillo de San Felipe, que evitar?a la entrada de la flota inglesa en 1594.

Ferrol. Fachada mar?tima del Arsenal?En 1749 Fernando VI dispuso la instalaci?n de los astilleros en el Esteiro y que fuese Ferrol la capital del Departamento Mar?timo. Durante el reinado de Carlos III, se construye el Arsenal y su puerto se convirti? en sede principal de la flota de guerra creada para luchar contra los ingleses y proteger las colonias de Ultramar.?

A partir de este momento fue creciendo la moderna ciudad, con el dise?o del barrio de La Magdalena, hecho con esp?ritu racionalista desde la Plaza de Armas hasta la Plaza del Marqu?s de Amboage, a partir de sucesivos cruces entre calles perpendiculares. Esta zona constituye el centro de la ciudad. Proyectado como interclasista con la idea de derribar el Esteiro, finalmente fue habitado por la clase militar y la peque?a burgues?a local.

Ferrol. Casino Ferrolano?Un paseo por la calle Real o la calle Magdalena permite contemplar ese arm?nico conjunto de se?oriales edificios cuyos exteriores lucen desde los grandes balcones de hierro labrado?hasta el conjunto de galer?as de madera y vidrio mejor conservado de Galicia. Visitamos la iglesia de San Francisco del siglo XVIII y su bello retablo del maestro Ferreiro, as? como la de San Juli?n de estilo neocl?sico, hoy Concatedral de la di?cesis de Mondo?edo-Ferrol. Y observamos el exterior del Teatro Jofre, de estilo modernista. Para un cartagenero no es dif?cil imaginar como era la estampa de estas calles en otras ?pocas, llenas de marineritos uniformados, muchos de ellos caminando en busca de las chicas de la zona portuaria del Ferrol Vello, para desahogarse.?

Visito tambi?n el Parque Reina Sof?a para llegar finalmente hasta el Ferrol Vello, donde se puede observar un barrio hoy un tanto degradado con buen n?mero de viviendas deshabitadas. All? nos acercamos hasta la d?rsena de Curuxeiras para respirar la brisa marina, pues Ferrol tiene como asignatura pendiente su apertura al mar. Las instalaciones militares y los astilleros de Navantia, suponen todav?a una barrera entre la ciudad y el mar del que vive. La reciente construcci?n de un puerto exterior, podr?a posibilitar alguna soluci?n.?

Ferrol ha sido cuna de escritores de la talla de Concepci?n Arenal o Gonzalo Torrente Ballester, de pol?ticos tan opuestos como Pablo Iglesias o Francisco Franco y actualmente de conocidos presentadores televisivos como Je?sus V?zquez, Paula V?zquez, Paloma Lago o Mar?a Pati?o.?

Decir que Ferrol es origen del llamado ?camino ingl?s? hacia Santiago de Compostela, pues en este puerto desembarcaban los peregrinos que se dirig?an a la tumba del ap?stol.

Es esta?una visita fugaz , por lo que no podemos disfrutar de sus alrededores, c?lebres por sus buenas playas y paisajes, o del pregonado patrimonio rom?nico de las cercanas iglesias de Xubia, Caaveiro y Breamo, pero ha sido suficiente para llevarnos una peque?a idea de lo que ha sido y es la ciudad de Ferrol.


Publicado por corremundos @ 18:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios