S?bado, 28 de agosto de 2010

Cualquier seguidor de este blog, habr? comprendido que estamos en plenas vacaciones de verano. No en un sentido personal, pues en este periodo contin?o pegado al duro yunque del trabajo, sino en un sentido general, cuando el est?o invita a romper con la monoton?a del resto del a?o, a quebrar los c?rculos de h?bitos in?tiles, la vida encorsetada en par?metros que nosotros mismos nos imponemos.

Green Rocks in Calblanque por DavidFrutos?Calblanque (Cartagena) Foto: David Frutos?

El verano es tiempo de disfrutar de la naturaleza, de darse un ba?o de mar al amanecer, de conocer nuevos lugares y nuevas gentes, de pasear en bicicleta a la ca?da de la tarde, de echar una partida de domin?, de ir al cine de verano con nuestro bocadillo y nuestra botella de agua, de mirar el cielo en las noches estrelladas, de?degustar unos higos reci?n cogidos del ?rbol, de tantas y tantas opciones que nos har?n renovarnos por dentro y por fuera.?

Triste ser? que hagamos del verano una opci?n para el turismo masificado, para alquilar un apartamento en el piso 15 de una torre de Benidorm o Torremolinos, para estar conduciendo el coche todos los d?as y soportando atascos de fin de semana.?Reproduciremos, entonces, el agobio de la vida urbana,? con la ?nica diferencia de tener?el mar de fondo.

Desde practicar meditaci?n en un templo budista de Tailandia, hasta recorrerse La Alpujarra a lomos de un pollino, hay centenares de opciones inteligentes, para hacer de las vacaciones de verano una opci?n inteligente para la nuestra renovaci?n.?

Aprovechemos, pues nuestras vacaciones.


Publicado por corremundos @ 16:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios