S?bado, 14 de marzo de 2009

Hacia una redefinición de los sistemas económicos

Nos sale al paso. Esta puñetera crisis nos está afectando a todos de manera cada día más acusada. Los periódicos están llenos de noticias y comentarios en torno a ella, de declaraciones de unos y otros donde se analiza y se apuntan distintas líneas de actuación para salir de la misma. Claro que las inmensa mayoría de estas fórmulas son las conocidas soluciones de ajuste económico y en muchos casos hacen recaer el peso sobre la parte más débil, pidiendo abaratamiento de los despidos o congelaciones salariales. Falta en la mayoria de los casos, soluciones que conjuguen el realismo con la imaginación de manera que abran auténticas espectativas de cambio económico.

Dinero extra por cofidis_creditos Pero lo que yo quiero comentar es el drama de la calle. Porque lo peor de la crisis no es que no se vendan tantos inmuebles o automóviles. Esto es solo un síntoma. Lo peor es la situación individual de las personas que día a día pierden un puesto de trabajo, con escasas posibilidades de recolocación a corto o medio plazo, y han de hacer frente a hipotecas, plazos, y gastos ordinarios para los que no disponen de suficientes recursos. Y quienes conservan su puesto laboral se ven en muchos casos, agobiados por cargas de trabajo excesivas, ocasionadas, en más de un caso por empresas que aprovechan la crisis para reducir plantilla. Ya sabemos, "A rio revuelto, ganancia de pescadores"

Triste es para un empresario tener que echar la persiana, pero en un buen número de casos, estos se amparan tras formas societarias que garantizan la totalidad de su patrimonio, por lo que la disolución de la empresa no resulta tan traumática. No así para el trabajador, que solo dispone de su formación y capacitación laboral, y no de patrimonio, por lo que la situación de paro se torna realmente dramática.

En España, por desgracia, tenemos un gobierno que va a remolque de los acontecimientos. Afronta la crisis tarde mal y nunca. El ministro de Economía (quizá la persona menos demagógica del Consejo) se ve desbordado por los aconteceres diarios. Medidas como la inyección económica a las entidades financeras mediante la compra de activos, son técnicmente correctas, pero se han manifestado poco eficientes. Igualmente la liberación de fondos para obras públicas de las Administraciones Locales, son paños calientes que apenas pueden calificarse como solución, aunque evidentemente alivian.

No soy economista y por tanto no puedo dar solución. Pero está claro que se impone una nueva filosofía del sistema económico. Ya no debe darse cancha a un capitalismo financiero, que es capaz de hacer dinero a partir del dinero, sin que sea necesario encarar una actividad productiva. Asimismo la llamada globalización, llevada a su extremo, nos deja en manos de los capitalismos multinacionales, con poco margen de maniobra para encontrar soluciones locales. Siempre se dijo "Doctores tiene la Iglesia", lo que aplicado al mundo de la economía quiere decir que son los economistas quienes deben redefinir un nuevo marco económico, que nos permita superar esta situación, y establecer un sistema de relaciones económicas y laborales a distintos niveles, que permita un armónico desarrollo tanto desde el punto social como económico.

Mientras tanto se engrosan las colas en las oficinas del paro.... ¡ y las de Cáritas!


Publicado por corremundos @ 14:14
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Lo peor de todo, es que no pinta bien, no creo que sea algo de lo que salgamos victoriosos con tanta facilidad.
Y yo rezo diariamente, para que mi marido no pierda el trabajo, porque yo no tengo.

Felicidades por tu blogs.
Publicado por esther72
Lunes, 23 de marzo de 2009 | 2:24
La verdad es que tan solo hablar del tema de crisi me pone de mal humor, yo no entiendo de politica ni de muchas cosas, pero como esto sigua asi no se lo que va a pasar... vamos a perder hasta las bragas....

Besos de LOLA Chica
Publicado por akira57
Martes, 31 de marzo de 2009 | 13:49