Martes, 03 de marzo de 2009
La madrugada ya amenazaba tormenta y esta lluvia viene como agua de mayo. Aquí, en el sureste estamos poco acostumbrados a que llueva, de hecho estamos en sequía,  tampoco estamos acostumbrados a este clima, este invierno está haciendo más frío de lo habitual...  Cartagena es una de esas ciudades del sureste en las que no estamos acostumbrados a este tiempo, pero me temo que tendremos que ir haciéndolo pues no es el cambio climático el que se tiene que adaptar a nosotros, sino nosotros, los culpables de este hecho, quienes nos tenemos que acostumbrar a él.

Sin embargo me encantan estas tardes, en las que de la poca costumbre uno no sabe si salir a la calle bajo el paraguas del abuelo - o simplemente el que te venden en los chinos que sólo te dura un mes, con suerte- o quedarte en casa mirando por la ventana las gotas rodando por el cristal y la ciudad llena de champiñones moviendose de un lado a otro. Resulta hasta irónico porque estas tardes invitan a una siesta de 3 horas, te infunden una pereza terrible y resultan hasta poéticamente nostálgicas.

También invitan a abrir cajones y armarios y encontrar fotos o ropas con olor a naftalina; y uno se queda con las narices dentro buscando "no sé que cosa, pero recuerdo que lo guardé ahí" y sacando la vieja caja de latón en las que están las estampitas de cuando iba al colegio o mis primeras clasificaciones - siempre me cateaban en mates- o ese libro prohibido, que ahora de prohibido no tiene nada, que tu madre guardaba tan celosamente e incluso iba forrado con papel de periódico para que nadie viera el título y ¡alucinante! era una novela rosa de Rafael Pérez y Perez. "¿Habrá más perdidas por ahí?"RollEyes

Y la tarde y el armario se convierten en cómplices, porque si en ese momento alguien entra en casa, vas rápidamente al baño, te quitas el polvo y el olor a naftalina de las manos frotandote bíen con el jabón y  le dices disimuladamente cerrando la puerta "¡hay que ver la de chismes que se guardan en esta casa! ¡Un dia vamos a cojer y limpiar los armarios de palmo a palmo!" Y te vas con una mueca de fastidio a tu cuarto a ver las estampitas que has escondido debajo de la cama...


Si, estas tardes de lluvia tienen esa nostalgia de los viejos libros y cartas de cuando tenías tu primer [email protected], que claro con esto del Internete, ya se ha perdido todo el encanto de escribir, perfumar, o no, meter alguna tontería personal, muy personal en el sobre, escribir dirección , remite, ponerle un sello de esos que te dejaban la lengua con sabor a goma, darle un beso, desearle "buen viaje" y echarla al buzón- describo todo ésto porque habrá quien ya ni se acuerde de este proceso- ; con las mismas volverse a casa y rezar para que llegue la respuesta. Estas tardes de lluvia tienen la nostalgía de releer al menos los párrafos subrayados de esos libros que hace años leiste y que, aunque tu no te dés cuenta, te siguen reclamando atención desde la estantería. Y lo más maravilloso de todo es que lo que subrayaste ahora te dice algo, entonces sólo eran bonitas palabras ordenadas del modo más poético posible y te quedás pensativo un buen rato releyendo una y otra vez ese mágico párrafo y preguntándote "¿ y cómo no me había dado cuenta yo antes?"

Estas tardes la carne llama a la carne y te permites unos minutos de puro placer personal, que con el ajetreo diario nunca da tiempo y descubres que tu cuerpo... Pero bueno, eso no hace falta que yo lo explique.

En resumen, quedándome como siempre mil cosas en el tintrero, hoy 3 de marzo llueve en Cartagena y a mi, personalmente, me encanta.


Publicado por meme76 @ 19:59
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Hola amigo Fernan no sabes como me alegra que hayas vuelto a escribir en tu blog, siempre me ha encantado visitarte, y me has echo pasar un rato muy agradable leyendo este escrtio, entre nostagia y risas, me encata como escribes.

Besos...

LOLA Chica
Publicado por akira57
Martes, 31 de marzo de 2009 | 13:37
NocheNocheNoche Tio mio, mi querido tio Fernan
estoy algo adormecida por una pastillita que
me toco tomar, pero no logro borrar mi proposito
de saludarte y decirte cuanto te extra?o y lo mucho que te quiero.

Te envio mis bendiciones RebotadoFlashLlorica
Publicado por Sh0nty
Martes, 14 de abril de 2009 | 23:40