S?bado, 03 de enero de 2009

Ha fallecido Norberto Amaro.

 

Con la llegada del nuevo año, leo en la prensa la noticia del fallecimiento de Amaro, aquel jugador de fútbol que en los años 50, jugó en Cartagena y que tenía unas grandes condiciones con buen toque de balón y un disparo a puerta contundente que le convertía en ídolo de los aficionados locales de la época. Amaro fue, con Perico Arango, los dos jugadores más emblemáticos que ha tenido el fútbol local.

 

Me salieron los dientes yendo al fútbol de la mano de mi padre, al viejo campo del Almarjal en Cartagena, en aquellos tiempos en que sin televisión que mitificara a  las estrellas del deporte mundial, los aficionados disfrutaban con ese fútbol que hoy podríamos llamar romántico, consistente en marcar más goles que el contrario, y eso se conseguía con un juego menos táctico, avanzando verticalmente hacia la portería rival, y poniendo sobre la hierba la garra y la entrega por bandera.  Se me dirá que un equipo de aquellos fracasaría ante el desarrollado técnica y tácticamente fútbol de hoy. Y es cierto. Pero quienes acudíamos a verlo las tardes de los domingos y llenábamos aquellos vetustos campos de segunda y tercera división, gozábamos con aquel espectáculo como si fuera el mayor espectáculo del mundo.

 

He tenido la mala suerte de ser seguidor de un equipo (el cartagenero) desventurado, donde los haya. Pero siempre pensé que moriría yendo al fútbol. Sin embargo en los últimos años me he desvinculado del mismo y ya solo voy a algún partido concreto. Y esto es así porque el fútbol ha cambiado demasiado.

 

Hoy ya no existen los clubes de fútbol. Estos son sociedades anónimas en poder de unos pocos capitalistas, o en el caso de los equipos pequeños son propiedad de un magnate, que dueño del club hace o deshace a su antojo, sin dar cuenta a nadie. Los aficionado ya no tienen el derecho de asistir a una asamblea, que aunque generalmente dirigida por la directiva de turno, siempre podías expresar tu opinión y votar cualquier acuerdo.

 

Por distintos motivos (siempre ajenos al aficionado) los partidos no tienen un calendario y un horario más o menos fijo, unas veces se juegan en sábado, otras en domingos por la mañana, otras en domingos por la tarde y otras en domingos por la noche.

 

Hoy sobre el terreno de juego, se actúa en exceso. Se fingen penaltis, se reclaman tarjetas para el contrario, se chilla como si te hubieran roto la tibia cuando no sientes dolor alguno.

 

El comportamiento de los espectadores, insultando a los jugadores y seguidores contrarios es antideportivo y degradante. Gentes que no han asistido en su vida a un partido de fútbol, pasean por la calle con camisetas del Madrid o el Barcelona, discuten y pontifican de manera apasionada sobre estos equipos, pero ignoran e incluso desprecian al equipo y los jugadores de su tierra.

 

Amaro era un jugador popular y conocido en la ciudad, donde gustaba de correr sus juergas y beber sus vinos (en ocasiones en exceso). Mi padre y sus hermanos formaron parte de una de las directivas de aquellos años 50. Uno de mis tíos regentaba la sastrería que mi abuelo abriera en la calle Cuatro Santos, y ofreció a Amaro un traje gratis el día que marcara tres goles en un partido. Ni que decir tiene que Amaro tardó muy poco tiempo en ir a tomarse medidas para la confección del traje.

 

Era yo un niño cuando vi aquel gol de Amaro contra el Ceuta que rompió la red en un partido de liguilla de ascenso, y que un árbitro gallego de infausto recuerdo anuló al decir que no había entrado. Recuerdo que mi padre le echó la culpa a Franco (“¡quiere que suban los equipos africanos!"), pero en Cartagena se dijo que aquel trencilla vio incrementado su patrimonio con un coche y un piso.

 

Descanse en paz Norberto Amaro, emblema y recuerdo de un fútbol que ya no existe.

Tags: fútbol

Publicado por corremundos @ 20:52
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Hola cielo me gusto tu blog esta muy bien
un besazo de Luna
Publicado por Primeraluna
Viernes, 16 de enero de 2009 | 21:09
Ahora el f?tbol es puro negocio. Aunque no lo entienda cada vez me parece menos deporte y m?s movimiento de dinero. Ya no hay jugadores s?lo "ni?os bien" con cochazos y negocios millonarios. Alguno destaca como buen jugador pero ?el demonio del dinero!
Publicado por meme76
S?bado, 17 de enero de 2009 | 1:05