S?bado, 06 de diciembre de 2008

La ilusión convertida en Constitución. 

Nací en el año 1951, con tiempo aún de conocer aquella España de alpargatas, endémicamente pobre, y aislada del resto del mundo por un régimen autocrático de gobierno.

Sin embargo se produjo un hecho trascendental para el devenir de nuestra historia. Era yo un niño, cuando en 1959, visitó España el presidente norteamericano Eisenhower, estableciendo convenios de colaboración con el régimen. Esto supuso por un lado el establecimiento de bases militares norteamericanas en España, y por otro la definitiva ruptura del cerco internacional en cuanto a relaciones de mercado.  

En Cartagena, donde transcurría mi infancia se estableció una base logística naval. Recuerdo que una vez a la semana el profesor de inglés de mi colegio trasladaba su clase a la base, "para practicar inglés". La realidad es que el único que practicaba era el profesor, para nosotros como si hablaran en arameo. Pero era un día de asueto, y de entrar en contacto con aquellos extraños niños de rubia cabellera que mascaban chicle a todas horas y bebían agua en botellas de plástico, mientras nosotros sacábamos de nuestra bolsa de merienda el grasiento bocadillo de tortilla de patatas envuelto en papel de estraza y bebíamos de nuestra cantimplora de agua del grifo. Al menos había retos deportivos. En baloncesto disponian de una cancha que no era de cemento al aire libre como la nuestra sino un pabellón cubierto con el suelo de unos curiosos listones de madera. Y claro ¡por eso nos ganaban!. Pero en fútbol los goleábamos ¡faltaria más! 

Anécdotas aparte, a partir de aquel momento, el general Franco entendió que había de dar un paso hacia delante. Y formó gobiernos olvidándose de los elementos falangistas y encomendando las principales carteras a tecnócratas, quienes durante la década de los sesenta transformaron radicalmente la economia española en todos los sectores. Pero eso también supuso la entrada del turismo extranjero, que nos trajeron las ideas imperantes allen de los Pirineos. Existió, pues un desarrollo económico innegable, pero ideológicamente el régimen siguió absolutamente cerrado. 

Y aquellos niños españoles, ibamos creciendo y tomando conciencia de que había otras formas de hacer política. Que existian libertades que nos estaban vedadas. Fue el tiempo de John F. Kennedy, de The Beatles, de "la Primavera de Praga", del Papa Juan XXIII, de Martin Luther King, del Mayo francés del 68..... Las cadenas empezaban a pesarnos. 

Cuando en Noviembre de 1975 fallece el general Franco, todos éramos conscientes que se abría un nuevo tiempo. Había incertidumbre, pero también esperanza. El propio régimen sabía que estaba muerto. Por eso las propias Cortes franquistas tuvieron el gesto de aprobar una Ley de Reforma Política que abría el paso a unas elecciones generales democráticas que se celebraron un histórico 15 de Junio de 1977, para dar paso a unas Cámaras que habrían de redactar la nueva Costitución.

Fue un tiempo de mirar hacia delante, de superar aquellas malditas dos Españas, de pronunciar el término libertad hasta el hastío. Y tal día como hoy, hace treinta años votamos en referendum la Constitución Española. Jamás olvidaré ese día. El pueblo español recuperaba la soberanía, con un Estado de derecho que garantizaba la libertad sin adjetivos, la igualdad de todos sus habitantes y posibilitaba las autonomías territoriales que acercarían la administración al ciudadano, entre otras muchas cosas. La Constitución fue sancionada por el Rey el 27 de Diciembre de 1978 y publicada en el B.O.E. el día 29 de Diciembre de ese mismo año.

Después de treinta años ha habido aciertos y errores, pero el espíritu constitucional debe seguir plenamente vigente. Posiblemente sean necesarias reformas de algunos artículos concretos, pero en lo fundamental esta Constitución está absolutamente viva. 

Claro que siempre existen grupúsculos de uno y otro signo que añoran aquellas malditas dos Españas. Pero creo que el pueblo español seguirá mostrando la misma madurez que en 1978.


Publicado por corremundos @ 19:09
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Felicidades Trotamundos. Tu art?culo me ha hecho regresar a mi mas tierna infancia. Yo ten?a un a?ito, pero me han contado muchas histor?as de entonces... De esas dos Espa?as... Deber?as dedicarte a ?sto a nivel profesional, tienes mucho talento.
Publicado por meme76
Domingo, 07 de diciembre de 2008 | 2:55
Jo primo , la de cosas que sabes. Me encanta leer estos art?culos de cuando yo aun no hab?a nacido y hablas de aquellos a?os.
Publicado por meme76
Viernes, 16 de enero de 2009 | 23:20