Viernes, 14 de noviembre de 2008

ILUSIONES, LAS JUSTAS

¿Crisis?.... ¿Qué crisis? preguntaba el presidente del gobierno español Jose Luis Rodríguez Zapatero, hace tan solo unos pocos meses, sin duda con la vana pretensión de evitar el pánico, cuando ya todo eL sistema económico se tambaleaba y el dinero había dejado de circular.

Y es que la Administración Zapatero, desde su llegada al poder parece gobernar a golpe de improvisación, cubriéndose las vergüenzas con políticas de escaparate (igualdad femenina, bodas homosexuales, memoria histórica....), pero absolutamente sobrepasado en cuanto ha de ser la base de actuación del gobierno del Estado (economía, cohesión territorial, política hidráulica, politica energética....).

No soy economista, pero entiendo que hace tiempo que se tenía que haber actuado sobre los mercados de trabajo, con políticas de innovación tecnológica, infraestructuras, formación profesional...

Pero es cierto que la crisis es global y no solo española. Que la economía de mercado terminó por ceder el paso a la economía de la especulación, que los organismos de control económico internacional no han podido o no han sabido reconducir, y que las pequeñas alteraciones en los mercados energéticos han tenido y tienen un efecto terremoto sobre la economía internacional.

Y en este punto el presidente norteamericano George Bush convoca una cumbre sobre la base del llamado grupo G-20, para estudiar alternativas. Y la prensa internacional llega a hablar de "refundación del capitalismo". No nos engañemos. Pensar en una alternativa al sistema económico nacido de los Acuerdos de Bretton Woods de 1944 es en estos momentos inviable. Entre otras cosas porque para ello se hubiera necesitado de un tiempo para que trabajaran conjuntamente los responsables económicos en propuestas concretas. Pero se llega a este cumbre con las manos casi vacias, y con un claro disenso entre el pensamiento europeo de promover mecanismos internacionales de regulación y las teorías norteamericanas, que por otra parte ya no están en disposición de imponer criterios como ocurrió en plena Guerra Mundial.

El hecho de que el próximo presidente de EEUU, Barak Obama no asista personalmente, parece una señal de distanciamiento a sus posibles propuestas, reservándose la opción de secundarlas o promover en su momento una nueva reunión con unas bases más sólidas.

Pero está claro que la economía esta íntimamente relacionada con todos los problemas que afectan al planeta. Que habrá de empezar a pensarse seriamente en un desarrollo sostenible, en fuentes de energia alternativas, en políticas hacia el tercer mundo que sean efectivas para sacarlo del hambre y el subdesarrollo, liberándolo de tanta explotación,corrupción y violencia.

Pero volviendo al pensamiento sobre la actuación de Zapatero, después de conseguir estar presente en la cumbre de la mano del presidente francés Nicolás Sarkozy, estoy espectante por conocer sus aportaciones. Pues tanta presión diplomática sería vacua y ridícula si solo asiste para salir en la foto y su aporte se reduce a su verbo florido y demagógico.

Mañana comienza la cumbre. Tiempo al tiempo, pero ilusiones las justas.


Tags: Economía

Publicado por corremundos @ 11:24
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
hola primo Fernan, yo tampoco entiendo mucho de econom?a, pero si mal no recuerdo nuestro " querid?simo presidente" comento el pasado d?a en el SEnado que hab?ia bajado la cifra del paro y aquello provoc? un abucheo masivo.? que decir a esto?Llorando
Publicado por meme76
Domingo, 23 de noviembre de 2008 | 10:24